Cómo funciona el telepeaje en Irlanda

Por supuesto, el Via T de España no es el único sistema de telepeaje del mundo. Al contrario, en varios países se trata de un sistema mucho más extendido que aquí y los conductores lo usan con asiduidad. Empezamos una serie de entradas sobre cómo funciona el telepeaje en distintos lugares, los “Via T” de otros países.

El primero: Irlanda.

Razones para visitar Irlanda hay muchas. Por ejemplo, nada comparable a disfrutar de una cerveza Guinness en un pub el día de San Patricio mientras escuchas una banda de música celta en directo y acaricias el trébol de cuatro hojas que un leprechaun te regaló. Toma esa, todos los tópicos condensados en una sola escena.

Pero la Isla Esmeralda va más allá de los clichés y bien merece la pena descubrir este país de verdes praderas, gente amabilísima y lluvia casi perenne. Y viajar en coche por Irlanda puede ser una buena manera de hacerlo. Ya, ya, hay que superar el escollo de conducir por la izquierda, pero a todo se acostumbra uno.

Peajes en Irlanda

Sólo hay 11 puntos de peaje en toda la República de Irlanda (en Irlanda del Norte, dependiente del Reino Unido, no hay ninguno). Ocho se encuentran en las autopistas que llevan a las principales ciudades del país, otro en la circunvalación de Dublín (M50, de la que ya hablaremos luego) y dos en el puerto de Dublín.

Muchos de los destinos más interesantes de Irlanda se encuentran accesibles a través de las autopistas y a precios no muy elevados.

Por supuesto, Dublín, pero no puedes perderte ciudades encantadoras como Galway o Limerick, al oeste, y ambas cerca de los acantilados de Moher, espectaculares abismos azotados por el océano Atlántico. Sin olvidarnos de Cork, al suroeste, segunda ciudad de Irlanda y muy cercana al impresionante Parque Nacional de Killarney o el castillo de Blarney. Para elegir.

 

El telepeaje en Irlanda

En Irlanda existen muchas compañías de telepeaje independientes, como Pagatelia, y cada una ofrece un modelo algo distinto, lo cual convierte el telepeaje en una opción muy flexible y dinámica, que se adapta a cada usuario. Al igual que en España, los dispositivos (tags), sean de la compañía que sean, funcionan en todas las autopistas de peaje de Irlanda por igual. Eso sí, usarlos no conlleva descuentos como aquí (excepto la M50 de Dublín, cuyo caso es especial). En eso que ganamos.

 

Modelos de telepeaje

Por un lado, hay opciones de prepago o de pago total a final de mes, muchas veces ambas en la misma empresa. Por el otro, llega una de las variaciones con el régimen de posesión del dispositivo.

Empresas como EasyTrip ofrecen dos opciones: alquilarlo o comprarlo. Si lo alquilas no hay cuota de alta, pero sí una de servicio mensual. El precio varía entre 1,23€ y 2,46€ dependiendo de si lo usas para autopistas, parkings o ambos. Si, por el contrario, decides comprarlo, pagas 25€ de alta, pero a cambio la cuota de servicio mensual es algo menor.

Pero existe una compañía, Parkmagic, que tiene otro modelo radicalmente distinto. Su tarifa de prepago Pay As You Toll no requiere ni cuota de alta del dispositivo ni cuota de servicio mensual. Nada. Eso sí, cada vez que realizas un peaje te cobran una comisión del 10% del peaje. Así, si pasas por una autopista de 1,90€, ellos te cobran 19 céntimos más.

Usamos cookies para personalizar tu visita. Algunas son imprescindibles para que nuestro sitio web funcione, otras son para mostrar ofertas y promociones dentro y fuera de la web. Tú tienes el control y puedes administrar las cookies en cualquier momento. Más información.