La cinta de cassette de Gomaespuma y la DGT

Consejos para llegar muy lejos en la vida

Verano de 1987. Miles de familias españolas viajan unidas hacia el veraneo, merecido descanso de todos los miembros.

En el automóvil, en el vehículo, en la furgoneta, en el camión, en el tractor, amigo que vas en burro, caben todos: los padres, los abuelos, el gato, el perro, el canario, las tortugas, las sombrillas, las neveras portátiles.

Ah, y los niños. ¿Han hecho pis los niños? Evidentemente, no, porque ya están dando la tabarra. A ver si poniendo este cassette se callan un rato.

Dos voces empiezan a interrumpirse:

“Señores pasarejos… señores paragüeros… señores pajareros… abróchense los centuriones”, “y ahora unos breves conejos… unos breves cornejos… unos breves conejos para llegar muy lejos en la viuda”, “¡YA SÉ, PARAGÜEROS!”.

Esas voces eran ni más ni menos que las de Guillermo Fesser y Juan Luis Cano, también conocidos como Gomaespuma; y la cinta se titulaba Consejos para llegar muy lejos en la vida, y formaba parte de la campaña para la operación salida de verano de 1987 de la Dirección General de Tráfico.

Se llegaron a repartir 1,3 millones de esos cassettes en las carreteras españolas aquel verano, y consistían en una recopilación de canciones intercaladas por pequeños sketches relacionados con la seguridad vial.

La idea era hacer el viaje bajo el sole españole que tanto nos acompaña más ameno y relajado (no, aún no existía el Via T) y, de paso, concienciar sobre la seguridad a la hora de conducir, con muchos conceptos que, a decir verdad, no teníamos tan interiorizados como ahora.

La selección musical era increíble, plagada de clasicazos atemporales.

Pero seamos sinceros, para todos aquellos que éramos niños en la época, la razón principal de taladrar con la cinta una y otra vez a nuestros familiares era la de escuchar los descacharrantes sketches de Gomaespuma, los consejos para llegar muy lejos en la vida, que, por supuesto nos sabíamos de pe a pa.

Cada escena, chiste, frase, es oro puro, absolutamente genial, así que mejor que pegues un orejazo cuanto antes a estos breves conejos:

https://gomaespuma.com/consejos-para-llegar-muy-lejos-en-la-vida/

No sólo nos partimos de risa con los chistes, sino que gracias a ellos aprendimos que los STOP de París son más divinos que el resto; que a la hora de conducir el mejor seguro es la prec… la prec; que al llegar al destino de vacaciones no hay que bajar la guardia cuatro veces más y un armario; que la municipalidad de las fuerzas del orden de la carretera manda fotos carísimas a 10.000 pesetas cada una; que, como dijo Peláez, alumno aventajado, un coche, un conductor y el alcohol, eso no es un rompecabezas, eso es que te rompes la crisma; y que tu primo de Almería tiene un pato salvaje porque se le murió el oso polar, pero claro, no es lo mismo.

Desde aquí queremos agradecer a los genios de Gomaespuma por aquella cinta de cassette, por habernos dado tantos viajes de risas y por haber conseguido que se nos grabaran a fuego tantas nociones de seguridad vial. Y por la música.

Aquí tienes una playlist que un buen usuario hizo con las canciones que componían la cinta. Por si quieres recordarlas:

https://open.spotify.com/playlist/3GMO4kDTGCSFTnfFCyyFt6

 

¿Viajaste con esta cinta en el coche de tus padres?

¿Cuántos millones de veces escuchaste los sketches?

¿Alguien la conserva?

Ahora que las campañas de la DGT suelen ser serias y más dramáticas, ¿crees que habría que replantearse si el humor es más efectivo?

Usamos cookies para personalizar tu visita. Algunas son imprescindibles para que nuestro sitio web funcione, otras son para mostrar ofertas y promociones dentro y fuera de la web. Tú tienes el control y puedes administrar las cookies en cualquier momento. Más información.