Cómo ahorrar hasta un 58% en los peajes si eres de Madrid con telepeaje VIAT de Pagatelia

Los usuarios de Telepeaje acceden a precios exclusivos sólo por pagar sus viajes con VIA-T

Los usuarios de autopista conocen (pero sobre todo disfrutan) las ventajas de viajar con un dispositivo VIA-T instalado en el coche, sin necesidad de detenerse en cada estación de peajes, haciendo de sus viajes una experiencia fluida y diferente a la del resto de conductores. Ahora los usuarios de las autopistas madrileñas tienen un nuevo motivo para alegrarse. Quizás ahora muchos que no las utilizaban, valoren contratar un servicio de Telepeaje y verás por qué.

 

Disponer de un Via-T no es sólo comodidad.

Lo que no todo el mundo sabe es que SEITTSA, concesionaria de las autopistas R-2, R-3, R-4 y R-5 entre otras, bajó sus precios respecto 2018 y elimina los programas de descuentos, simplificando el modelo de tarifas en 2019 para estas vías de pago.

Lo más destacado y que es toda una novedad en el sector, es la unificación de todos los precios en una tarifa a 9 céntimos el km (IVA no incluido), pero con un detalle que ha pasado desapercibido.

Todos los usuarios que paguen con VIAT tendrán un precio aún más barato. En concreto 7 céntimos el km (IVA no incluido), lo que supone una ventaja respecto al resto de métodos de pago y un ahorro del 18% sólo por pagar con VIA-T. Lo mejor de todo es que no es necesario hacer ningún trámite o gestión.

Esta bajada general de los precios en las tarifas de 2019 resulta más interesante si dispones de un servicio de telepeaje, además de pagar menos por el mismo trayecto siempre tendrás un ahorro exclusivo. Y para esto no hace falta ser VIP, ni socio de nada. Basta tener contratado el servicio y disponer de un dispositivo VIA-T.

 

Tabla de variación de precios autopistas de Madrid 2018 vs 2019.

 

 

Estos precios están publicados en el BOE núm. 312, de 27 de diciembre de 2018

 

MÁS VENTAJAS

El ahorro que obtenemos con este tipo de dispositivos cuando se realiza un uso frecuente se notará en el bolsillo del usuario, y además, seguirá obteniendo esa ventaja respecto al resto de conductores a la hora de utilizar las vías exclusivas de Telepeaje y evitar colas innecesarias.

Muchos ya deben haber olvidado eso de parar o hacer cola en una estación, bajar la ventanilla, coger el ticket y con una buena dosis de destreza al volante, calcular bien la entrada por la vía de peaje para que pagarlo no se convierta en un suplicio. Ahora ves de reojo (y esbozando una ligera sonrisa)  a los coches frenar mientras tú continuas por un carril exclusivo libre sólo para ti. Es algo así como sentirse con "poderes" por unos segundos. Un instante mágico, agradable y efímero pero que se convierte en uno de esos “pequeños detalles” del día a día que aportan un poco de alegría. Si a eso le sumamos el 18% de ahorro que obtienes por pagar con VIA-T la felicidad es más completa (y es probable que mi vecino no lo sepa, pero a mí me cuesta menos que a él ir al trabajo).

La comodidad no solo reside en evitar este tipo de circunstancias que a la mayoría nos han ocurrido más de una vez (y si no recuerda aquella vez que al salir de un parking, cansado de dar vueltas y vueltas por el centro comercial y cargar con las bolsas) que no había forma de que el ticket entrara en la diminuta apertura que ofrecen estas cabinas. Ni guiñando un ojo, vaya. Lo que da comienzo a la orquesta sinfónica de claxons del fin de semana. Todo un clásico.

Es como retroceder al pasado. Pensar en aquellas veces que tocaba quitarse el cinturón, bajar la ventanilla haciendo bíceps o abrir la puerta porque se cayeron las monedas al tratar de alcanzar la mano del operario del peaje. ¿Qué me decís de ese momento en el que estirabais el brazo para poder recoger el bendito ticket (o introducirlo)?

Una mezcla de Chris O´Donnell en la película de los 90 “Límite vertical” estirando el brazo con la cara de Sylvester Stallone intentando aguantar la mano de su compañera en “RIESGO TOTAL”. Si no os lo imagináis ver el vídeo, la angustia se palpa exactamente igual.

Comodidad, ahorro y algo más. Hoy podemos reírnos de esas situaciones absurdas vistas desde fuera, pero no tan divertidas para el que las vivía en primera persona. Y lo mejor es que esto sigue sucediendo, pero es bonito a veces recordar cómo eran las cosas antes y cómo son ahora. Y de esas buenas decisiones que hemos tomado. Al menos aquí es hora de que nos anotemos un tanto, porque hemos mejorado y no solo en términos de comodidad, sino de ahorro y servicio.

Después de tantos años de algo podemos presumir, y es que no hemos subido NUNCA el precio del servicio. Una filosofía que nos ha permitido no solo llevar 9 años a tu lado, sino ser el servicio de VIA-T mejor valorado por sus clientes en internet.

La comodidad no es cara cuando hablamos de un servicio de telepeaje como el de Pagatelia (acuérdate de los 50€ o más que cobraba el banco) y que por mucho que se empeñen otros los cliente de Pagatelia siguen teniendo el mejor precio del mercado (IVA incluido, fenómeno). Más allá de ventajas exclusivas y precios competitivos, con VIA-T ahorras ¡y mucho! Un dinero que poco a poco se hacen notar donde más importa, vuestros bolsillos y un tiempo que vale oro cada día, el que os dedicáis a vosotros y a los vuestros.

 

 

 

Usamos cookies para personalizar tu visita. Algunas son imprescindibles para que nuestro sitio web funcione, otras son para mostrar ofertas y promociones dentro y fuera de la web. Tú tienes el control y puedes administrar las cookies en cualquier momento. Más información.