ESPECIAL COVID-19: Movilidad en el Estado de Alarma. Parte II.

¿Cuándo podremos viajar?

 Foto-blog-mayo

 

 

El uso del vehículo desde que se instauró el Estado de Alarma ha estado limitado a colectivos concretos y personas que por trabajo o fuerza mayor debían desplazarse en coche, moto o vehículo pesado.

 

Las dudas generadas por otros aspectos que afectaban a la gestión y administración con tráfico ha sido otro de los desajustes que han afectado a cientos de miles de conductores. La DGT publicó en su web a principios de abril una nueva sección de ayuda para resolver las preguntas más frecuentes y de forma casi simultánea, estrenó la nueva app MiDGT desde la que es posible operar online, sin necesidad de acudir a tráfico, para la mayoría de trámites relacionados con tu vehículo (no todas, pero si las más comunes). Esto lo repasamos en nuestra última entrada del blog. Te dejamos aquí el link por si te lo perdiste o quieres ampliar información:

- ESPECIAL COVID-19: MOVILIDAD EN EL ESTADO DE ALARMA. PARTE I.

 

Ahora parece que vemos la luz al final de túnel, y nunca mejor dicho, porque si algo hemos notado los amantes de la conducción es la ausencia del coche en nuestros desplazamientos diarios. Al menos la gran mayoría. Esto se ha traducido en carreteras, vías y circunvalaciones vacías, peajes desiertos y ciudades o pueblos con una leve circulación de transporte público, vehículos comerciales y motos dedicadas al reparto a domicilio o mensajería.

 

El teletrabajo y la normativa han afectado a nuestros vehículos personales y limitado su uso esporádico siempre justificado. Además, es importante resaltar que para mantener la distancia entre los usuarios del vehículo, es necesario que no estuvieran sentados en la misma fila y siempre en diagonal a los asientos seleccionados para aumentar el máximo la distancia, partiendo siempre de la base que debían ser individuales y solo acompañado en casos excepcionales, siendo recomendado el uso de mascarillas dentro del vehículo.

 

Según un Estudio de RACE, uno de cada cinco usuarios de transporte público pasarán a ir al trabajo en coche tras el estado de alarma y un 25% de quienes solían ir andando pasarán a realizar este trayecto en su vehículo particular.

 

Existe cierto “miedo” y resistencia al uso del transporte público, aunque por otra parte hay quien no tiene alternativa, de cara a evitar contagios y ante la incertidumbre de si se sufrirán las masificaciones y situaciones caóticas vividas en la situación previa al confinamiento. El poco espacio y la concentración de personas en hora punta están disparando también la compra de vehículos de segunda mano (coches y/o motos) y bicicletas, un cambio radical en las preferencias de movilidad de los ciudadanos. Veremos si es obligatorio el uso de mascarillas en el transporte público.

 

En cuanto al uso del vehículo durante el estado de alarma, el informe, basado en un total de 1.187 entrevistas, recoge que el 70% de los participantes afirma haber tenido que conducir durante el confinamiento en algún momento. El motivo más recurrente (aunque podían dar más respuestas los consultados) ha sido para hacer la compra (83%), muy por delante de otros motivos, como ir a la gasolinera (53%), trabajar o ir a la farmacia (39% ambas), ir a casa de familiares mayores o dependientes (22%).

 

En lo referente a desplazamientos de largo recorrido (y las vacaciones) los datos son muy representativos. Según la encuesta, el 55,5% de los conductores ha tenido que cancelar un viaje por carretera. Entre ellos, más de la mitad han sido desplazamientos de fin de semana, pero también vacaciones largas (32%), viajes de trabajo (17,5%), reuniones y acontecimientos familiares (bodas o bautizos, por ejemplo, con un 14,5%). Solo un tercio se ha planteado qué va a hacer durante las vacaciones de verano. Destaca la opción de pasarlo en su segunda residencia (34,4%) y aquellos que, pese a no haberlo reservado aún o no disponer de esta, pasarán el periodo estival en algún lugar de España. Lo cierto es que a nivel fronterizo no sabemos todavía cómo afectará a desplazamientos a Portugal, Francia o Italia por carretera, y en con qué medidas.

 

El país poco a poco se recupera de la crisis del coronavirus (aunque no hay que bajar la guardia) pero a nivel de movilidad mejora lentamente.

 

Para intentar llegar a la ya denominada “nueva normalidad” debemos superar cuatro fases de desescalada que anunció el pasado martes el Presidente del Gobierno Pedro Sánchez. No hay fechas concretas como en otros países, aquí primarán una serie de objetivos por territorios para determinar si se puede avanzar o retroceder. El nuevo escenario que se presentará una incógnita, si bien todo dependerá de los datos de contagios y muertes relativas al virus en cada etapa.

 

Las cuatro fases durarán como mínimo 6 semanas y todo dependerá de la evolución de la pandemia, por la que se aplicarán según las condiciones en cada provincias o unidades territoriales de forma independiente. La fase cero comenzó el lunes 4 de mayo, salvo en Formentera (Baleares), La Gomera, La Graciosa y el Hierro (Canarias), que se situarán de inicio en la fase 1.

 

 

 

CALENDARIO FASES DESESCALADA

 

 Foto-2-blog-mayo

 

 

 

La gran pregunta es ¿cuándo podrás viajar en coche, en familia, sin restricciones? Todos entendemos que irse de viaje es para disfrutar, aprovechar el buen tiempo, descansar y hacer todo tipo de actividades. Esto se verá fuertemente limitado y poco a poco se conocen algunas medidas que tomará el turismo y sobre las playas, uno de nuestros mayores y mejor valorados recursos.

 

Un verano sin playa es para muchos como ir al cine sin palomitas. Vamos a repasar, según las últimas publicaciones, cuando podremos movernos en coche para viajar, ya sea de vacaciones o para visitar a un familiar o amigo.

 

Según establece el plan del Gobierno, seguirá habiendo “limitación de ocupación de los vehículos privados, salvo en personas que residan en el mismo domicilio que podrían ir juntos”. Así pues, quienes convivan bajo un mismo techo tendrán luz verde para desplazarse en el mismo automóvil para realizar las actividades autorizadas en esa etapa, que permite un primer contacto social en grupos reducidos para personas no vulnerables ni con patologías previas.

Esto es lo que podemos hacer, a nivel de movilidad, en cada fase: 

 

FASE I: Se permiten los desplazamientos (justificados) en los transportes privados particulares de personas en vehículos de hasta nueve plazas, incluido el conductor, podrán desplazarse dos personas en la misma fila de asientos, siempre con mascarilla y respeten la distancia máxima de distanciamiento entre ocupantes. Estas personas no tiene porque ser de la unidad familiar o convivir contigo.

 

FASE II: Sí se permite desplazamientos a segundas residencias siempre y cuando estén ubicadas en la misma provincia. El encuentro con grupos más amplios y los desplazamientos a segundas residencias se introducen en la segunda fase del plan, cuya entrada en vigor, prevista para el 25 de mayo, dependerá de la evolución epidemiológica de cada zona.

 

FASE III: Solo será posible viajar a provincias diferentes a aquella en la que se resida cuando se alcance la nueva normalidad una vez superada la Fase III.

 

MUY IMPORTANTE: Solo se permitirán los desplazamientos entre aquellos territorios que han superado esta última etapa. Esta libertad de movimientos, si se cumple el calendario previsto, llegará a finales de junio. Por tanto, si tienes pensado ir a tu segunda residencia, cerciórate del estado en esta ciudad para poder viajar a ella, ya que esta desescalada es asimétrica, gradual, coordinada y adaptable, por lo que al depender de varios factores estas normas pueden varias de un día para otro.

 

A pesar de todo ya vemos la luz, así que no dejes de hacer planes, porque tarde o temprano podrás salir de viaje de nuevo. Y estas las vamos a disfrutar como nunca.

 

 

 

Salud y ánimo a todos

 

 

 

Fuentes: BOE, La Vanguardia, LaSexta,

 

#UnDíaMenos

 

#ÁnimoValientes

 

#LaLuzAlFinalDelTúnel

 

 

 

También te puede interesar:

- Especial COVID 19: Consejos de limpieza y seguridad en el vehículo

- Especial COVID 19: Las autopistas recomiendan el uso de telepeaje en cabinas de peaje

  

Síguenos en Facebook, Twitter, Instagram.

 

RECUERDA: Con el VIA-T de Pagatelia podrás pagar de forma segura, sin efectivo ni contacto en las vías de telepeaje de autopistas y parkings. Además de ser el medio de pago recomendado, accederás a descuentos en el precio de tus viajes. Resuelve tus dudas enviando un email a ayuda@pagatelia.com

 

Categorías

Usamos cookies para personalizar tu visita. Algunas son imprescindibles para que nuestro sitio web funcione, otras son para mostrar ofertas y promociones dentro y fuera de la web. Tú tienes el control y puedes administrar las cookies en cualquier momento. Más información.